Centro de la isla

Montes de diversa altura,bosques de todo tipo, embalses y numerosos pueblos de gran encanto salpican el casquete montañoso central de Gran Canaria. Esta parte de la isla, que culmina en el emblemático Roque Nublo y en el Pico de las Nieves, es fácilmente accesible desde Las Palmas de Gran Canaria, vía Santa Brígida o Teror y desde las playas del sur ,vía San Bartolomé de Tirajana.
La Villa de Teror es una de las más interesantes de la isla, no sólo porque aquí se encuentra la Basílica de La Virgen del Pino,Patrona de Gran Canaria, sino también por su importante catálogo monumental y su animadísimo mercadillo municipal. Este se instala en el entorno de la Basílica y se ofrece productos de la tierra y un amplio repertorio de artesanía local.
La Basílica de La Virgen del Pino data del siglo XVII,aunque conserva partes de la primitiva construcción de finales del siglo XV.En el altar mayor se venera a la virgen del Pino.
Su fiesta se celebra el 8 de septiembre. Consiste en una romería, en la que participan gentes de toda la isla,e incluso de otras islas,la procesión de la imagen de la Virgen. Verbenas,torneos deportivos,fuegos artificiales y un sin fin de actividades completan está fiesta que viene a durar una semana.
La plaza de Teror, donde se ubica la Basílica y las calles aledañas constituyen un muestrario de arquitectura tradicional Canaria. Muchas de sus casas poseen hermosos balcones de madera.Detrás de la Basílica de la virgen del Pino está el convento del Císter,de finales del siglo XIX, y en las afueras de la ciudad, el de las Dominicas, de principios del siglo XX.

Entrada destacada