Descansa y recupérate en Gran Canaria

Los primeros turistas que acudían a Gran Canaria allá por finales del siglo XIX lo hicieron atraídos por la benevolencia de su clima y las aguas minerales de la isla.
El turismo de salud es de los más antiguos a nivel mundial. Desde toda Europa viajaron personas enfermas del pulmón, estómago y nervios atraídas por la propaganda y por los propios consejos médicos.Este prestigio se ha mantenido a lo largo de los años y se ha desarrollado como una alternativa más.
Gran Canaria dispone de una amplia oferta e infraestructura para el tratamiento y consultas de distintas afecciones, o sólo para mimar el cuerpo y relajarse.La isla dispone de balnearios con aguas ricas en minerales y que mezcladas con el agua del mar son idóneas para rehabilitación, reumatismos crónicos o para el cansancio y el estrés. Tratamientos con algas,lodos marinos,hidroterapia, baños con sales,aromaterapia,talasoterapia, masajes,baño turco, etc.
La experiencia de años como destino de salud, los métodos más avanzados y las más modernas instalaciones de spa y talasoterapia, se mezclan en Gran Canaria con un clima suave y un mar de playas. Todo ello apoyado por un gran número de profesionales en el área de la salud y la belleza, junto a una amplia oferta de atención sanitaria privada.

Entrada destacada